Dolor Pelvico Cronico

¿Qué es?
El dolor pélvico crónico es dolor en su región pélvica, o sea en el área que está por debajo del ombligo y por encima de sus caderas, y que dura por lo menos 6 meses. El dolor puede ser constante o puede aparecer y desaparecer. Puede sentirse como un dolor sordo o puede ser un dolor intenso. El dolor puede ser leve, o puede ser lo suficientemente intenso (o severo) como para interferir con las actividades normales de la vida cotidiana.
¿Cuáles son las posibles causas de un dolor pélvico crónico?
Las causas posibles del dolor pélvico crónico incluyen:Condiciones ginecológicas
· Endometriosis es un problema del tejido que reviste el útero. El tejido de revestimiento del útero se mueve a través de las trompas de Falopio y llega hasta sus ovarios, la pelvis, la vejiga o a otras áreas. Cuando usted tiene el período, este tejido se hincha y sangra del mismo modo que el revestimiento del útero. Esto por lo regular es doloroso y se puede formar tejido cicatrizal en el área pélvica.
· Enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) es una infección en los órganos reproductores de la mujer; es decir en el útero, trompas de Falopio y ovarios. Normalmente, el cuello del útero (la apertura hacia el útero) previene que las bacterias de la vagina asciendan y se propaguen dentro de estos órganos. Sin embargo, si el cuello del útero (cérvix) está expuesto a una infección de transmisión sexual , ITS tal como la gonorrea o la infección por chlamydia, el cuello del útero se infecta. Esto puede permitir que las bacterias asciendan hasta alcanzar los órganos internos, haciendo que éstos se inflamen y se infecten. Si esto ocurre, puede haber lesión de las trompas de Falopio, haciendo que sea más difícil para que las mujeres queden embarazadas.
· Fibromas los fibromas son crecimientos benignos —no son cáncer— en la pared muscular del útero. Estos crecimientos pueden ser muy diminutos o tan grandes como un melón cantalupo.
· Vestigio ovárico: durante una histerectomía total, el útero y los ovarios son removidos. Algunas veces, queda un pequeño pedazo de ovario sin remover y esto puede dar origen a quistes dolorosos.
Otras condiciones médicas
· Síndrome de intestino (colon) irritable el síndrome de intestino irritable (SII) es un problema común relacionado con los intestinos. En las personas con SII los intestinos aprietan con demasiada fuerza o sin demasiada fuerza para hacer que la comida se mueva demasiado rápido o demasiado lento a través de los intestinos.
· Cistitis intersticial la cistitis intersticial es un problema crónico de la vejiga. Las personas con cistitis intersticial tienen una pared de la vejiga que está inflamada e irritada, es decir enrojecida y ulcerada. Esta inflamación puede dejar la vejiga con cicatrices o ponerla rígida. Una vejiga rígida no puede expenderse a medida que se llena de orina. En algunos casos, las paredes de la vejiga pueden sangrar levemente. A unas pocas personas les salen úlceras en el tejido de revestimiento de la vejiga.
· Abuso sexual pasado o presente: si usted ha sido víctima de abuso sexual, tiene más probabilidad de tener dolor pélvico crónico.
¿Cómo se diagnostica el dolor pélvico crónico?
Su médico le hará preguntas acerca de su salud presente y pasada y acerca de enfermedades o problemas de salud que ha habido en su familia. Le pueden pedir que describa el tipo de dolor que usted tiene, dónde es y qué tan fuerte es. Dígale a su médico cualquier cosa que sea que le causa dolor o que hace que éste empeore.
· ¿Y el dolor se relaciona de alguna manera con su ciclo menstrual?
· ¿Se relaciona con los movimientos de su estómago?
· ¿Le duele cuando orina o cuando tiene relaciones sexuales?
· ¿Ha tenido una infección?
· ¿Ha tenido cirugía en su área pélvica?
Es posible que su médico también quiera hacerle unos análisis que le ayuden a hacer el diagnóstico.
¿Qué tipo de análisis pueden realizarse?
Un número de análisis pueden ayudarle a su médico a encontrar la causa de su dolor. Su historial clínico y el examen físico le ayudarán a él a decidir cuál —si es que se requiere—análisis hacer. Estos pueden incluir análisis de sangre, urológicos o de rayos X. En algunos casos, su médico puede necesitar hacerle una cirugía menor; tal como una laparoscopia, que es un proceso mediante el cual un tubo delgado con luz es insertado en al abdomen de modo tal que el médico puede mirar dentro de sus órganos pélvicos.